AURORA LINCHETA: PIONERA EN PROMOCIONAR LA RUMBA CUBANA POR TODO EL MUNDO

Written by Roberto Cazorla

1 de septiembre de 2021

“Festejamos la actuación de Aurora Lincheta en Brasil por considerar que siempre es bueno quebrar un poco la monotonía de las canciones melancólicas y agitar un poco el ambiente con el exotismo de la danza y de la música que Cuba fabrica mejor que nadie”.

El hombre (léase humanidad) es terriblemente extraño…, el hombre (léase humanidad) para lo mejor que está hecho es para ejercer el mal, la destrucción y aplastar a todo aquel que le moleste o que no acepta sus ofertas. (Ojo: no existe regla sin excepción, aunque en este caso, son bien pocas). Entre las muchas actitudes que me parecen horribles, carentes del más mínimo sentimiento humano, es “incrustar” en el libro del olvido a personas que, en distintas facetas del arte, la ciencia, incluso en la religión, al cumplir con la ley que tiene la misma “medida” para todos: la muerte, todo aquello que aportaron en bien de la felicidad de sus semejantes, se borra, incluso hasta de las enciclopedias (como existe en la Cuba comunista). El olvido pesa las mismas toneladas que la indiferencia. Nadie tiene en cuenta cuánto nos hizo reír aquel actor-actriz cómica; ni cuánto nos emocionamos y enamoramos a través de las canciones de intérpretes románticos, o hemos dejado las suelas de nuestros zapatos bailando al compás de la música interpretada por centenares de figuras que fueron, (muchas de ellas) universales.

En La Habana (Cuba), el 13 de agosto de 1918, llegó al mundo una artista de los pies a la cabeza, que se convirtió en pionera en promocionar la música cubana por todo el planeta: se llamaba Aurora Lincheta. Una mulata que tenía el color de la buena intensión de la hoja del tabaco. Mulata como los últimos minutos de una noche despidiéndose del Trópico.

RITA MONTANER

Me atrevería contar con los dedos de mis manos el número de personas que la recuerdan, y no porque hayan sido de su generación, sino que las nuevas generaciones (por encima de todas las cubanas) el régimen comunista les ha obligado a “borrón y cuenta nueva”. Les enseñaron y convencieron de que ellos, los barbudos piojos, sifilíticos y sanguinarios encabezados por Fidel Castro, descubrieron la isla, nos bajaron de la mata, nos enseñaron a hablar y nos cortaron el rabo. ¡Viva los prodigios del comunismo!

Siempre sorprendió que su nombre no formara parte del grupo del llamado “Líricas de Lecuona”. Era totalmente lírica, pero entonces existía una Rita Montaner que le hizo la vida imposible (todos sabemos que la genial Rita, era de “ampanga” y que no creía ni en la madre que la había parido tratándole de la profesión). Y, como ella era una de las “niñas mimadas” del maestro Lecuona, a la Lincheta la encasillaron en el género afro-cubano con pinceladas folclóricas. Incluso se le bautizó como “La Reina del Pregón”. La primera actuación de Aurora Lincheta fue en el programa radial “La Hora Prophilactic”, dirigido por René Cañizares. Posteriormente se presentó en “CMQ Radio” interpretando la romanza “Las Traperas”. A continuación, se presentó en el programa de aficionados dirigido Josefina Morell en la estación “CMK Radio”, a lo que le siguieron actuaciones en los escenarios de los principales teatros, entre ellos, Alkázar y Martí.

La revista “Cena Muda”: “Aurora era apreciada por su voz envolvente, su figura espectacular y sus danzas exóticas”. Aparte otra revista, “Noite Ilustrada”. “Festejamos la actuación de Aurora Lincheta en Brasil por considerar que siempre es bueno quebrar un poco la monotonía de las canciones melancólicas y agitar un poco el ambiente con el exotismo de la danza y de la música que Cuba fabrica mejor que nadie”. Dicha revista identificaba a la artista como “una especialista en bamboleos y una intérprete de primera línea de las canciones populares cubana, en cuyo repertorio figuraban las más calientes rumbas de su tierra”.

TRIUNFA EN EUROPA

Me entristece porque, si le preguntáramos hoy a varios cubanos, sobre todo a los del exilio, si han oído el nombre de Aurora Lincheta, seguramente dirán que “no”. Tratándose de una artista que llevó el nombre de nuestra isla, nuestra cultura musical por todos los países latinoamericanos, Estados Unidos, España y el resto de Europa, incluso cuando decirlo era un milagro, ya entonces ella bailaba y cantaba en Japón y varios países asiáticos. ¿Quién da más, señores? Y nosotros, los cubanos olvidadizos, dejando correr el tiempo e encumbrando los ritmos anti musicales como el “Reggaaeton” (El que se atreva a regalarme un disco con esa ¿música?, lo decapito con el propio disco, y que me perdonen los que les gusta.  Aurora Lincheta siempre presumió de haber sido la ganadora en el primer programa que marcó época: “La Corte Suprema del arte”, con ella en aquella ocasión compitieron América Crespo, Rosita Fornés, Olga Chorens, Estrellita Díaz, Fénix Caufman (quien después sería la inefable cómica “Vitola”), Elsa Valladares, Margot Alvariño y varias voces masculinas.

A partir de sus triunfos radiales, fue llamada para el cine, y participó en varios filmes, entre ellos “Siboney” (junto a María Antonieta Pons), “Ahora seremos felices”, “Cancionero cubano”, etc. Siempre dirigida por Jaime Salvador y con guiones de José Sánchez Arcilla. Lincheta formó parte de compañías vernáculas importantes entre ellas las de “Garrido y Piñero”, y fue asidua preferida en varias temporadas del teatro “Martí”. Hizo giras por toda la isla.

El primer país europeo que conquistó fue España, convirtiéndose en exclusiva durante varias temporadas en el cabaret “J’Hay”, donde compartió cartelera con las primeras estrellas españolas. En Cuba grabó 9 discos de larga duración; en México 3 y en España, 8. En ellos aparecen canciones tan populares como “Siboney”, “La conga vino del Congo”, “Esto es felicidad”, “Oye corazón”, “El melcochero”, “No me busques más”, A Bailar con Perico” “Rinquincalla”, etc.

Aurora Lincheta falleció en Bombay, India, en 1970, alejada de la vida artística.

¿Dónde el cubano que tenga la sensibilidad de dedicarle, aunque sea una placa, preferentemente en la segunda Cuba que es Miami?

Temas similares…

El ayer que vive

El ayer que vive

Por  Rafael Soto Paz (1953) La alcaldía de Banes en 1911. Esta fotografía es del año 1911. En ella aparece...

0 comentarios

Enviar un comentario

EnglishSpanish