“Aún a costa de nuestras propias vidas como lo hizo Martí luchamos por Cuba”

Written by Germán Acero

17 de enero de 2023

Dos hombres fuertes y batalladores, los brigadistas Emilio Martínez Venegas y Santiago Jont Camejo, se mostraron orgullosos de haber sellado el legado de José Martí, demostrando que aún a costa de sus propias vidas, como lo hizo él también, lucharon para darle la libertad a Cuba.

Y Martínez y Jont Camejo, asimismo, se mostraron de acuerdo con la política del prócer cubano de que “Hay que hacer causa común con los oprimidos porque es la única forma de afianzar el sistema opuesto al sistema de los opresores”.

“El tigre, el de adentro y el de afuera, debe morir solo, con las zarpas al aire. Con armonía serena y lectura crítica creyó Martí que la América se salvaría”, fueron las frases que llamaron al recuerdo de Martí los dos brigadistas Martínez y Jont Camejo.

“Sin odios tontos. La salvación está en crear, en criticarse. Los economistas deben estudiar la dificultad en sus orígenes. Los oradores ser sobrios. La independencia amenazada no debe ser justificación para acendrar el carácter viril, ni la guerra rapaz justificación para alimentar la soldadesca que luego nos devorará”, dijeron a coro Martínez y Jont Camejo acerca del pensamiento de Martí.

“La salvación está en crear, en criticarse. Los economistas deben estudiar la dificultad en sus orígenes. Los oradores ser sobrios. La independencia amenazada no debe ser justificación para acendrar el carácter viril, ni la guerra rapaz justificación para alimentar la soldadesca que luego nos devorará”, fueron otras tesis de Martí que esgrimieron los dos brigadistas entrevistados por este periodista.

Según Martínez y Jont, como lo advirtió Martí, “El deber de América es conocerse y mostrarse por lo que es, el peligro mayor que corre es el desdén de un vecino que no pueda conocerla porque ella no pueda mostrarse”.

“Es más efectivo y saludable conocer el origen de los problemas que se agravan en la relación, que alimentarlo y perpetuarlo, tal como lo planteó Martí”, insistieron Jont y Martínez al hacer honor al aniversario de Martí en Miami.

Martínez y Jont, asimismo, trajeron a colación otra frase de Martí que dice: “ le perdemos la fe a nuestra madre por enferma y como creemos que es bruta para gobernarse, sembramos odio y terminamos cediendo los espacios que nos corresponden”.

 “Aun así, vivimos de ella, pero la escondemos, la desterramos, la dejamos desprovista de reconocimiento, de espacios, de derechos y de Patria. Servir justo y bien a los otros es la mejor forma de ser libres y ello no debería ser una contradicción con nuestros intereses individuales, sino una forma de realizarlos”, asentaron los dos brigadistas acerca del ideario martiano.

“Martí no fue un hombre de odios ni de consignas, ni un antiimperialista y ya; fue un hombre de servicio porque entendió que el servicio no era una humillación ni una labor denigrante, ni un sinónimo de perder la virilidad o de ser esclavos, el servicio al otro exige conocimiento, serenidad y constancia en el espacio que es la política, ese espacio que nos incumbe a todos y por el bien de todos”, agregaron.

“Se destaca en este pensamiento martiano la significación que tuvo el entorno familiar en la maduración de su percepción sobre la patria y el patriotismo y de los hechos históricos que marcaron su vida. En el trabajo que se establecen las relaciones dialécticas con otros valores vitales de Martí como el amor, el deber, el honor y la dignidad humana”, recalcaron.

“La formación de la concepción martiana sobre la patria estuvo determinada por la educación familiar y escolar y por las condiciones históricas concretas de Cuba, que en la década del 60 del siglo pasado agudizaron la contradicción colonia-metrópoli, que provocó la guerra de los Diez Años”, sintetizaron.

Temas similares…

0 comentarios

Enviar un comentario

EnglishSpanish