AUGUSTO PINOCHET: ¡SATANÁS! FIDEL CASTRO: ¡SANTA TERESA DE ÁVILA!

Written by Roberto Cazorla

29 de septiembre de 2021

A punto de recibir el tiro de gracia en España por haber sido amigo de Pinochet. Desde la máxima Sarita Montiel, viajaron a Cuba sin el menor escrúpulo: Lolita Flores, así como todos los cantautores comunistas, comenzando por Juan Manuel Serrat; la mayor parte de la farándula, han viajado a Cuba atraído por el blasfemo Fidel Castro; pero al que fuera amigo del “dictablando” Pinochet, quieren crucificarlo. ¡Cuánta hipocresía! 

Desde hace un mes, cuando se inició el “reality show” “La casa de los Secretos”, emitido por el Canal 5 (cuyo propietario es el “presunto” mafioso italiano Silvio Berlusconi), uno de los aspirantes, entre los 18 a un suculento premio monetario, es el actor cómico chileno (residente en España durante muchos años), Edmundo (“Bigote”) Arrocet. En España (no sé si en el resto del mundo ocurre), cuando una figura de cierto peso se presta a participar en concursos como éste, “Supervivientes”, “Gran Hermano”, etc., los programas de televisión se pasa las 24 horas, desprestigiando hasta a Mazzantini el Torero, si resucitara y tomara parte. Hay programas del mismo canal que emite dicho “reality” “La casa de los Secretos”, que monta un escuadrón de reporteros, periodistas y no periodistas, pero que tienen por entrañas todo el venenos mortal de una víbora, para averiguar el pasado de dichos personajes y exponerlo con los fines más bajos, ruines, miserables y carente de la más mínima condición humana; se enorgullecen de violar la intimidad de cada concursante; ejercitan la vileza que, en un país que tenga un diminuto sentido de vergüenza y respeto por el semejante, no lo harían. Pero… ¡España es diferente!!!!!!

Edmundo (“Bigote”) Arrocet, hacía dos años que se había marchado a Chile, hasta ahora que fue contratado para tan esperpéntico programa. Se había marchado tras haber vivido 6 años con una de las presentadoras televisivas más famosas: María Teresa Campos.

Su ruptura, y de la forma en que sucedió, tenía mucho argumento para ponerlo como un trapo. Le han llamado de todo, menos bonito. Él sabía (como todos) que se jugaba su dignidad, su pasado que, aunque fuera del color que fuera, es de su “propiedad” y se supone que es un hombre libre al que, como a todos, se le tiene que respetar. Participar en un programa semejante, es lo mismo que darle de comer “sancocho” a los cerdos que lo devoran en cinco minutos. Permitir que se violen todas las leyes de la integridad humana, considero que debe ser condenable en todo país civilizado, pero España, desde que la “violó” el ex presidente Rodríguez Zapatero, es una meretriz que ni los mendigos piojosos se acuestan con ella.

TRAPOS “SUCIOS”

Su nombre completo es Edmundo Arrocet Von Lohse. Nació en Buenos Aires (Argentina), el 29 de noviembre de 1949. Dispone de las nacionalidades argentina y chilena. Su vida de niño fue enormemente triste: sus padres lo abandonaron y tuvo que deambular por las calles de Chile durante mucho tiempo. Una víctima que los periodistas televisivos y colaboradores de diversos programas del mismo Canal que lo contrató para “La Casa de los Secreto”, sólo les ha faltado sacarles las vísceras y televisarlas. Hasta ahí, no es nuevo, pues en este país que se llamó España, es algo muy “natural”, el veneno en las venas forma parte de la cultura de una inmensa mayoría de españoles. En cuanto a sacarle los trapos “sucios” hasta al Rey Felipe VI, es parte de la cultura de la mayoría de los españoles.  Pero como estamos siendo víctimas de un desgobierno Socialista-comunista, por donde más han sangrado al actor chileno, es por su pasado en el que mantuvo cierta relación con el “dictablando” Augusto Pinochet, que tuvo los C. de cortarle la ruta hacia la dictadura comunista al malévolo Salvador Allende, guiado por el profanador Fidel Castro, al que ya había planificado imponer en chile, la libreta de racionamiento, reflejo de Cuba y de la ex Unión Soviética. Repito: Augusto Pinochet dejó a Chile navegando en oro y eliminó a los comunistas que, como todos, llevan el diablo en las venas. Arrasó con la chusma. “Bigote” Arrocet se convirtió en el actor favorito de Augusto Pinochet. ¡Imperdonable, cuánta osadía!

Desde que el actor regresó a España con el fin de participar en el citado “reality”, lo han puesto de “vuelta y media”, pero en lo que más se han empecinado es en la amistad que tuvo con el “dictablando” chileno. En 1974, se celebró el Festival de Viña del Mar, tras el derrumbe del desgobierno comunista, así como el suicidio de “mandarín” Salvador Allende que lo hizo con un rifle regalo de su “hermano de pecho” Fidel Castro.

SARITA MONTIEL

Al citado Festival los asistentes de honor fueron Augusto Pinochet y su esposa, Lucía Hiriart. Tras haber hecho varias imitaciones de otros cantantes famosos, Arrocet interpretó la canción del cantante y compositor español Nino Bravo, “Libre”, lo que los comunistas utilizaron de la forma más vil que un ser humano puede. Aseguraron que el actor-cantante había interpretado dicha canción para congratular a su “amigo” “dictablando”.

Suficiente para que, en España, la gente de izquierda, con el cerebro de un mosquito, le llamen desde fascista, cómplice de un dictador; vaya, que lo han colocado en el disparadero de una pistola calibre 42. Todo por haber cantado dicha canción frente a Pinochet. Por eso hay que hostigarlo, si es posible, fusilarlo. Los que los han acusado son precisamente los tertulianos, periodistas y colaboradores del mafioso Canal 5, que lo ha contratado. Porque fue amigo de Pinochet, a “Bigote” Arrocet, hay que consumirlo a palos, quemarlo vivo, ahogarlo en el pozo más profundo del Universo.

Señores, para esos que lo están condenando, no existen los centenares de famosos, que han ido a Cuba a cantarles al más feroz de los dictadores jamás nacido en el continente americano: Fidel Castro, alias “Satanás” y decenas de calificativos endemoniados.

Desde la máxima estrella del cine español, Sarita Montiel viajó a Cuba sin el menor escrúpulo, Lolita Flores (hija de “La Faraona”, así como todos los cantautores, comenzando por el malévolo Juan Manuel Serrat; la mayor parte de la farándula, han viajado a Cuba atraído por el blasfemo H. de la G. Puta, y que la madre cometió su peor error haberlo traído al mundo con el fin de hacerlo estallar.

¿Qué diferencia hay entre al mandatario chileno y el sanguinario cubano? ¡Mucha! Para los que no cesan de atacar a “Bigote” Arrocet por haberle cantado “Libre” al “dictablando”, pero no quieren reconocer que la dictadura más sangrienta de la historia americana es la comunista impuesta por el sátrapa Fidel Castro. Para este tipo de españoles, Augusto Pinochet fue “Satanás” y Fidel Castro “Santa Teresa de Ávila”.

No tienen ni P. idea de que la inmensa mayoría del pueblo cubano, reza todos los amaneceres, porque les aparezca un “dictablando” como Augusto Pinochet.

Temas similares…

0 comentarios

Enviar un comentario

EnglishSpanish