ARTISTAS LAMENTAN LA MUERTE DE JOHNNY VENTURA

Written by Libre Online

4 de agosto de 2021

La cantante dominicana Milly Quezada, conocida como la «Reina del Merengue», dijo sentirse «descorazonada» con la muerte de su compatriota Johnny Ventura, una pérdida que «no estamos preparados para asumir, ni el país ni el mundo de la música».

«La irreparable pérdida de Johnny Ventura para mí y mi equipo de trabajo, encabezado por mi representante Pedro Núñez Del Risco, es trágica y difícil de asimilar», indicó Quezada en un comunicado en el que compartió varias fotos junto a su amigo y compañero de escenarios.

«Para nosotros y para todo el país, así como la diáspora dispersa en cualquier parte del mundo, ha partido un hombre que siempre estuvo ligado a los mejores intereses de su familia, su gremio y su patria», agregó la intérprete, radicada en Nueva Jersey.

El famoso merenguero falleció el miércoles en un hospital de la República Dominicana a los 81 años -tras cinco décadas de carrera en la que se convirtió en un icono-, y los mensajes de sus admiradores y compañeros artistas no se hicieron esperar.

Por su parte, el representante federal Adriano Espaillat, primer dominicano electo al Congreso de EE.UU., rindió tributo a su amigo en la Cámara Baja, donde aseguró que para la diáspora Ventura «era la conexión a través de su música con la patria que por razones económicas muchos se han visto obligados a dejar».

Luis Fonsi, Daddy Yankee y Marc Anthony se unieron a las expresiones de apoyo y recuerdos de otros artistas puertorriqueños. «Imposible pensar en un buen merengue y no pensar en        el gran Johnny Ventura. Gracias por tu sonrisa, tu buena vibra y tu swing. Vuela alto, maestro», expresó Fonsi en su cuenta de Instagram.

En esta misma red social reaccionó Daddy Yankee, quien describió a Ventura como «el dueño y señor del merengue, gran inspiración». «Descansa en paz Caballo Negro», añadió el llamado «jefe» del reguetón usando el término de «Caballo Negro», uno de los motes de Ventura y que trascendieron en la industria musical.

Por su parte, Marc Anthony mencionó a Ventura con otro de sus apodos, «El Caballo Mayor».»Descansa en paz, gracias por todo el talento que le entregaste al mundo entero», agregó.

Asimismo, la merenguera puertorriqueña Olga Tañón, conocida como «La mujer de fuego», quedó sorprendida por el fallecimiento de Juan de Dios Ventura Soriano, nombre completo del artista dominicano. «Dios mío, se nos fue. Pero es que aún no lo creo y tengo el corazón partido. Mi admiración hacia usted siempre. Siempre me trató con tanto cariño y respeto. Hice mi sueño de grabar con usted una realidad», sostuvo Tañón, quien junto a Ventura grabaron el tema «Pura sabrosura».

El legendario músico de origen puertorriqueño Eddie Palmieri también expresó su dolor ante la muerte de Ventura. «Que en paz descanse mi amigo Johnny Ventura, el Rey del Merengue, el «Caballo Mayor» y el orgullo de la República Dominicana. Mi más sentido pésame a su familia», escribió Palmieri.

Juan Luis Guerra y Héctor Acosta ‘El Torito’ también   han expresado su pesar por la muerte del merenguero Johnny Ventura tras sufrir un ataque al corazón.

El fallecimiento de «el Rey del Merengue» también ha causado la reacción personalidades de otros ámbitos, como el expresidente dominicano Leonel Fernández y la primera dama del país, Raquel Arbaje. «Por tu música y legado, por tu sonrisa y ejemplo, y por vestirte de fiesta cada mañana y enseñarnos a todos lo que es el merengue!!! Gracias Don Johnny!!», escribió Guerra en su cuenta de Twitter.

La primera dama dominicana, Raquel Arbaje, escribió en Twitter: «Hoy es un día muy triste para el merengue y para la República Dominicana. Johnny Ventura, el Caballo Mayor, nos ha dejado físicamente, pero su legado y alegría nos acompañarán siempre. Mi abrazo solidario a sus seres queridos».

El deceso del popular artista, ex diputado y ex alcalde de Santo Domingo, ocurrió en la clínica Unión Médica del Norte, en Santiago de los Caballeros, donde trataron de reanimarlo sin éxito.

Según lo relatado por la familia y allegados del cantante y compositor, fue llevado de urgencia a una clínica donde fue declarada su muerte, que de inmediato provocó conmoción en las redes sociales entre sus colegas, políticos y el público en general.

Ventura nació en 1940 en Santo Domingo, y la muerte le ha sorprendido en la ciudad de Santiago (norte, la segunda del país), adonde viajó para trabajar junto a un amigo en los toques finales de un libro que desde hace dos años escribía sobre el merengue.

«El rey del merengue», «el Caballo Mayor», «la Industria Nacional de la Alegría», fueron los más conocidos apodos que identificaron al «papá del merengue», como le llamaba el también merenguero Wilfrido Vargas, con quien protagonizó una rivalidad artística desde mediados de los años de la década del 70.

A lo largo de 65 años de una fructífera y multipremiada carrera, este cantante, autor, locutor, político, abogado y empresario, parecía que siempre estaría en los escenarios para brindar su ritmo merenguero inigualable.

Ventura se convirtió en un ícono del merengue durante las décadas de los sesenta, setenta y ochenta, llegando a modernizar el género con la incorporación de saxofones, trompetas, piano, tambores, efectos electrónicos y timbales.

Hasta el día de hoy, «El caballo mayor» es considerado como el artista más prolífico de su país, con una discografía compuesta por 105 producciones.

Fue premiado en vida con 28 discos de oro, dos de platino, además de recibir un Grammy Latino en 2004 y un Grammy a la Excelencia por su trayectoria, en 2006.

El funeral del merenguero dominicano, se inició el jueves pasado en Santo Domingo aunque de forma privada,  y dio paso el sábado a un acto popular. Los restos del denominado «Caballo Mayor», considerado una gloria nacional, fueron trasladados primeramente a la sede del partido Fuerza del Pueblo,  al que pertenecía Ventura, y posteriormente a la Cámara de Diputados, dada su condición de ex congresista. Llevados luego a la Alcaldía del Distrito Nacional, ya que el intérprete de éxitos como «El Tabaco» y «Patacón Pisao» fue alcalde de la capital entre 1998 y 2002.

El sábado tuvo lugar un velatorio popular en el Palacio de los Deportes de Santo Domingo. De acuerdo con la información, el sepelio ocurrió en el Cementerio Cristo Redentor, también en Santo Domingo.

Temas similares…

UN MILAGRO SOBRE EL MAR

UN MILAGRO SOBRE EL MAR

Por José D. Cablí (1937) Key West se vistió de júbilo para conmemorar la realización de uno de los acontecimientos...

0 comentarios

Enviar un comentario