A LOS “GAYS” ESPAÑOLES “LES SALIÓ EL TIRO POR LA CULATA”

Written by Roberto Cazorla

15 de septiembre de 2021

Desde la época de Zapatero le hicieron creer que con el comunismo serían “premiados” con el gordo de la lotería. Aprobaron la ley del matrimonio, adoptar niños, una gran mayoría llevaba camisetas y símbolos de Che Guevara, la Hoz y el Martillo y, no hay en el Madrid antiguo un balcón que no exhiba la ridícula y falsa bandera del arcoíris.

Desde que el siniestro ex presidente, José Luis Rodríguez Zapatero irrumpió en la política, España (su mayor parte) se transformó en el “bayú” más denigrante del continente europeo. Zapatero creó leyes rapaces y siniestras, entre ellas: “¡Papeles para todo!”, refiriéndose a la chusma, “furrumalla” que había embotado el país procedente de países bananeros y de la Europa del Este que, tras haberse derrotado la Unión Soviética (¡Ja, ja, ja!), este país que se llamó España comenzó a padecer de una gangrena que todavía la está devorando. Ni en sueños hubiésemos creído que este país se viera hundido en un gigantesco pantano de heces fecales: Asesinos de mujeres a montones, el 98% inmigrantes sin papeles; en todo el país existen las temibles bandas latinoamericanas “Los Ñetas”, “Latin King”, “Trinitarios”, “Dominican Don’y Play”, etc. Tienen a la mayoría de los barrios acorralados, donde la gente no sale a la calle después de las 9 de la noche. La violencia es descomunal. Hay bandas de mafiosos tipo Chicago años 20 y 30, atracos en pleno día, asaltos a comercios. En fin, que España, por culpa de Zapatero y de los que los siguieron (incluso el cretino Mariano Rajoy, de derecha, por “maricomplejín” que cuando veía a un comunista se iba en los pantalones.

Uno de los fenómenos más cruentos y que merece un Oscar de Hollywood en cuanto a engaño, es lo que hicieron y están haciendo con el colectivo gay, la mayoría de éstos, que nacieron exclusivamente para ejercer de lo que son, porque tiene más inteligencia una cucaracha que uno de estos homosexuales (nunca generalizo, pero aseguro que es la inmensa mayoría). Desde la época de Zapatero le hicieron creer que con el comunismo los homosexuales eran reconocidos por encima de nuestro Dios poderoso. Tanto, que aprobaron la ley del matrimonio, adoptar niños (que cuando crecen son víctimas de un ambiente traumatizante), una gran mayoría llevaban camisetas y símbolos de Che Guevara, la Hoz y el Martillo y, desde luego no hay en el Madrid antiguo un balcón que no exhiba la ridícula y falsa bandera del arcoíris.

LOS JUDIOS

Todo es libertad (hueca por dentro), todas las leyes y supuestos beneficios para los gays, se está viniendo abajo. Todo ha sido y sigue siendo una falsedad por parte del desgobierno comunista de Pedro Sánchez. Pero los gays españoles, repito, piensan con el trasero, y jamás se han interesado por conocer los crímenes cometidos por los comunistas contra todo el mundo, pero llevándose por delante a los homosexuales. Ignoran que el Che fusilaba, los metía en Campos de Concentración, y los perseguían como los nazis a los judíos.

El pasado domingo, en el barrio de Malasaña, en las puertas del gueto de los Gay, “Chueca”, un joven de 20 años fue acatado por 8 encapuchados en el zaguán de su casa, a las 5 de la tarde. Le cortaron el labio superior y le marcaron con una navaja la palabra “maricón” en el glúteo. Existe en España una cacería de homosexuales que les pone los pelos de puntas al más insensible. Los ataques a homosexuales ya se igualan con lo que ocurren en la Rusia actual: que los clubes de “ambiente” son clandestinos y, cuando la policía los descubre, les prenden fuego y esperan cuando más público haya. Pero los españoles no se dan cuenta de que toda la “bondad” y permisividad es más falsa que un dólar de papel de periódico. Cayeron en el jamo, se pegaron al papel caza moscas y ahora, cuando España está siendo hundida por un desgobierno comunista, es raro el día que no apalean o asesinan a un homosexual; las agresiones se repiten en todo el país y semanalmente. En España en estos momentos hay una xenofobia que sobrepasa todos los límites. Los gays pensaban que con el comunismo todo era “coser y cantar”, pues precisamente son los comunistas que nos gobiernas, los que organizan y subvencionan bandas para que vayan a la caza de los homosexuales, lo mismo que hacen con la gente de derecha que pertenecemos al Partido VOX. Pero cuando Pedro Sánchez sale en televisión condenando las agresiones y asesinatos de homosexuales, el pueblo sabe que miente, que es el mayor hipócrita que haya parido madre.

“PEDRO PINOCHO”

Rubén López, coordinador del Observatorio Madrileño contra la “LGTNfobia” de la Asociación Arcópoli, aún no se lo puede creer, a pesar de que ha hablado con la Policía Nacional y Municipal, con la Delegación del Gobierno: “Estamos en estado de “shoc”, en primer momento no nos podríamos imaginar que fuera solo homofobia, pensábamos que podía ser un ajusta de cuentas, a lo más”, dice respeto al atacado el pasado domingo en el zaguán de su casa. En lo que va de año en Madrid solamente han ocurrido 203 agresiones homofóbicas. Cada fin de semana existen ataques a jóvenes homosexuales en todas las ciudades y pueblos de España. Una de las últimas víctimas fue el joven Samuel Luiz, 24 años, muerto por una paliza y pateadura que le ocasionó un grupo de jóvenes, repito, organizado por la mano negra que primero les endulza el paladar y posteriormente les cortan la lengua. Y saben mis amigos lectores a quienes me refiero…

Uno de los grandes propósitos de los comunistas es hacer que los homosexuales desaparezcan de Planeta. Una de sus misiones preferidas. A los gays españoles le dieron luz verde para que creyeran que les iban a permitir “carretas y carretones”, pero “les salió el tiro por la culata”. Aun así, siguen sin entender la jugarreta del desgobierno comunista encabezado por Pedro Sánchez, el hombre más odiado del país que, ha llegado el momento en que apenas puede salir a la calle porque le gritan los oprobios más peyorativos que existen en nuestra lengua. Se le detesta, se le odia y la mayoría de los españoles le desean lo peor. Es malo, sádico y carece del más mínimo detalle humano. Ambicioso y mentiroso. Entre los varios “nombretes” le llaman “Pedro Pinocho”.

El desgobierno comunista de P. Sánchez hace lo que hacen todos los comunistas allí donde aterricen: “cortarle las patas a la gente, y luego regalarle una silla de ruedas para que le estén agradecidos el resto de su vida”.

Temas similares…

GENERAL ROBERT E. LEE

 Abraham Lincoln  in a letter to Horace Greely in August, 1862: My paramount object in this struggle is...

0 comentarios

Enviar un comentario