A los 18 años, en el top de la ATP. “Miami, te adoro, porque fuiste la ciudad que me lanzasteis a la gran fama mundial del tenis”

Written by Germán Acero

20 de abril de 2022

El jugador español Carlos Alcaraz nunca se imaginó que iría a sacudir tan tremendamente el millonario mundo del tenis al colocarse entre los 10 mejores tenistas de la ATP durante un brillante juego en el Hard Rock de Miami teniendo  apenas  18 años de edad.

“Yo mismo no lo creo. Pero era un sueño que tenía en mente desde que me adentré en este juego. He perseverado mucho. Me he entrenado a conciencia. Y aquí están los resultados”, afirmó Carlos antes de irse a un hotel de la playa a llamar a su familia para contarle semejante hazaña.

“Y, todo, se lo debo a esta maravillosa ciudad que es Miami. Aquí conseguí saltar al top de la ATP. Me sentí bien. Y el público me animó y me avivó en todo momento. Nunca podré olvidar esta hazaña en mi vida deportiva”, dijo a LIBRE.

Carlos Alcaraz, campeón del Masters 1000 ATP de Miami con 18 años, se queda a 29 puntos del top-10 mundial, que debe estrenar durante la tierra batida europea. El murciano es el segundo mejor jugador de la temporada 2022, sólo

superado en puntos por Rafael Nadal, tras dos títulos y 18 victorias en 20 partidos.

Carlos Alcaraz ha dado el paso definitivo para confirmar su ascensión meteórica. Tras llegar a las semifinales del Masters 1000 ATP de Indian Wells, se coronó como el campeón más joven de este certamen. A sus 18 años y 11 meses, 333 días concretamente para la cifra exacta del récord.

Y lo hizo venciendo al noruego Casper Ruud  aprobando una de las asignaturas pendientes del tenis masculino español. Tras las derrotas en finales de Rafa Nadal, por cinco veces, Sergi Bruguera, Carlos Moyá y David Ferrer, irrumpió el fenómeno de El Palmar.

Su ascensión es meteórica. En unas semanas, durante la gira de la tierra batida europea, que comenzará por Montecarlo y el Barcelona Open Banc Sabadell-Trofeo Conde de Godó, debe entrar en el top-10 del ranking mundial, que ahora mismo acaricia.

“Los 1.000 puntos de Miami y los 360 de Indian Wells me catapultan definitivamente al ranking decimosexto antes de Miami, subí ‘sólo’ cinco puestos, pero me sitúa para dar el gran salto a continuación”, opinó.

Con el triunfo, Alcaraz conquistó su tercer título del circuito ATP. Además, sumó otro récord a su palmarés, todos relacionados con sus victorias y temprana edad. Luego del triunfo y los nuevos récords, el joven tenista figura como el número 11 del mundo, por detrás del británico, Cameron Norrie (10°).

En el 2021, apenas 17 años, 8 meses y 8 días, durante el Abierto de Australia, me convertí en el primer jugador masculino nacido en 2003 en clasificarse para el cuadro final de un Grand Slam. Y en Roland Garros 2021, me transformé en el jugador más joven que alcanza la tercera ronda de un Grand Slam, desde Rafael Nadal, en Australia 2004”, opinó.

Carlos destacó, asimismo, el apoyo de un “equipo, ‘familia’ numerosa, que sigue su carrera. Una nómina sin igual. Su agente, Albert Molina, supervisa y facilitó el nexo con Ferrero; Toni Cascales, mentor de este último, aconseja entre bambalinas; la psicóloga Isabel Balaguer coordina la gimnasia mental y los preparadores Alberto Lledó y Álex Sánchez esculpen su cuerpo, bajo el control de tres fisios, Juanjo Moreno, Fran Rubio y Sergio Hernández. El médico de cabecera es Juan José López.

“Más fibra que músculo. El salto físico durante el último medio año fue evidente y fundamental para mí ya que pude afrontar los partidos de máximo nivel. He rediseñado la alimentación (sushi, aguacate, pescados, plancha…) y llevo, además, a rajatabla la suplementación y también los descansos”, afirmó lleno de alegría y orgullo.

Reveló que fue criado en una pedanía murciana y esculpido por Ferrero, su técnico. Se define como un fuera de serie desmarcado del aburrido juego actual. Su infancia la pasó en la población de murciana de 25.000 habitantes. Se describió como “un chico de pueblo y familiar” que creció en una atmósfera sana.

Su padre, Carlos, también fue tenista y dirige la escuela en la que se formó su hijo; su madre Virginia es una exempleada de una gran superficie y él es el segundo de los cuatro hermanos, Álvaro (21 años), Sergio (11) y Jaime (9).

Exalta la técnica, táctica e imaginación. Ya que está dotado de un don para la dejada, jugando con una osadía que contrasta con el robótico tenis de la actualidad. “Pura potencia y aceleración”. Sus muñecazos levantan a la grada de la silla.

“Hay muchos jugadores que juegan agresivo, como yo, pero no hay muchos que tengan tantos recursos o que quieran ir a la red cada vez, pegarle fuerte a la pelota o busquen golpes ganadores, y que quieran todo el rato el partido”, relató.

“Yo selecciono el tiro como un veterano e interpreto, cada partido, como el mejor de cada día de juego.  Y, en esto, el ajedrez, uno de mis pasatiempos predilectos, me ayuda en términos de concentración y también estratégicos”, confesó.

Carlos: Fútbol, siestas y vídeos de tenis. Seguidor del Real Madrid, en ocasiones emula gestos de Cristiano Ronaldo al asentir en la celebración del punto. Comparte amistad con su paisano Gonzalo Villar, cedido por la Roma al Getafe, y fue felicitado por el club blanco tras ganar en Miami.

“De pequeño, mi primer entrenador, fue Carlos Santos, quien me bautizó como Tarzán: “Porque en la pista estaba como el personaje en la selva, en su casa”. Mi abuelo Carlos, primer socio del Club de Campo que ahora dirige su padre en El Palmar, coleccionaba recortes sobre su nieto desde que empezó a destacar”, asentó con supremo orgullo.

Duerme, según él, 20 minutos antes de saltar a la pista, estudia inglés e invierte horas y horas viendo partidos históricos de tenis a través de YouTube. Recapacita sobre su evolución y sostiene que “el físico, la confianza y la mentalidad”, son vitales para lograr un título mayor”.

lanzasteis a la gran fama mundial del tenis”

Temas similares…

Siempre en el entonces

Siempre en el entonces

Por J. A. Albertini,  especial para LIBRE PARÉNTESIS Ves, hoy hace brisa. La tarde está tranquila. El sol me habla de...

0 comentarios

Enviar un comentario

EnglishSpanish