65 AÑOS DE INFAMIA (V)

Written by Libre Online

9 de enero de 2024

Durante 1959 y primicias de 1960, reveló otras antagónicas disposiciones cuyo propósito servía únicamente para ajustar más los grilletes del poder omnímodo y macerar al máximo a su pueblo. Invitó públicamente a todos los que apoyaban la revolución a unirse activamente a la misma (“divide y vencerás”). Creó las “Milicias Nacionales Revolucionarias”, dotándolas con uniformes propios de color azul claro y boinas negras, organizando marchas improvisadas por todas las carreteras y avenidas del país, al tiempo que recibían instrucción militar. Declaró que habían sido formadas para “defender la revolución” de los sabotajes de la contrarrevolución, los esbirros y los vende patrias al servicio de las potencias extranjeras (pero su verdadera intención era dividir a la sociedad cubana, fraccionarla por completo y destruir la familia y la moral). 

Milicianos y milicianas deberían hacer guardia en fábricas y edificios asignados durante las madrugadas, separando a los matrimonios. Su léxico cada vez se asemejaba más a la retórica de los líderes comunistas que salpicaban los países de Europa del Este y Asia. 

La ilusión del masivo júbilo popular de los primeros meses de 1959 ya se había desvanecido. Las milicias populares lograron su objetivo quebrantando aún más y de manera súbita a las familias, los amigos, los conocidos y la sociedad en general. Cuando alguien nos sorprendía vestido de “miliciano” o “miliciana”, ya sabíamos a qué bando pertenecía. Se crearon enemistades en los centros de trabajo, los sindicatos, las industrias, los medios de prensa, los clubes sociales y todos los gremios del país. Hasta en el seno de las herméticas fraternidades de los Masones y los Rosacruces comenzaron a rasgarse fisuras. Si vestías el uniforme de las milicias, se acercarían a ti nuevos amigos que nunca conociste antes; pero, casi con toda seguridad, perderías a la mayoría de los que siempre tuviste y apreciaste. 

Recuerdo la última vez que acudí a la barbería que frecuentaba desde muy niño, con cinco barberos afables y sonrientes. En aquella última ocasión, Héctor, mi barbero, lucía su atuendo de miliciano. A pesar de que entonces era apenas un jovencito, pude captar de inmediato “el cambio de ambiente”. Había una rara seriedad entre los barberos; ya apenas se hablaban entre ellos. Vi varias personas esperando por los otros y nadie esperando por Héctor, que se hallaba sentado en el sillón de barbería, austero y pensativo. Me saludó como siempre y me acomodé. Cuando salí de allí le dije a papá que ya no regresaría a esa barbería, y le expliqué el motivo.

En septiembre de 1960 fueron creados los siniestros “Comités de Defensa de la Revolución”. Dicha medida se trataba simplemente de seleccionar en cada manzana o bloque a una familia que simpatizara con la revolución y darle poder para vigilar a las demás familias. Los flamantes emblemas “Con la Guardia en Alto” comenzaron a colocarse en las fachadas y los portales de las viviendas designadas como “Comité de Defensa de la Revolución”; en otras palabras, las casas de los “chivatos”, los delatores que ya no serían tus vecinos ni tus amigos, sino los “ojos de la revolución” sobre tu persona y tu familia, tus nuevos enemigos que compartían, claro está, los detestables “atributos” que todos conocemos. Ellos se encargarían de vigilar quién entraba o salía de tu casa, si emergías de tu hogar con una maleta, un bolso o un paquete que consideraran sospechoso, y gozaban de potestad para acudir a tu puerta e interrogarte si albergaban alguna duda, así como indicarte que algo que hacías no estaba correcto de acuerdo a los dictados de la revolución. 

Muchas prácticas se asemejaban al régimen chino en los primeros tiempos de 1949 tras la victoria de Mao. El malévolo huracán que destruyó a la nación cubana, más por aquellos meses finales de 1960 continuaban las “nacionalizaciones” de las empresas extranjeras, y comenzaron las “confiscaciones” de las nacionales. 

Felipe Lorenzo

Hialeah, Fl

Temas similares…

DATOS CURIOSOS. CONOCE TU NARIZ

DATOS CURIOSOS. CONOCE TU NARIZ

Por María C. Rodríguez CONOCE TU NARIZ Existen 14 tipos de narices: Entre las catorce formas de apéndice nasal...

65 AÑOS DE INFAMIA (XII)

65 AÑOS DE INFAMIA (XII)

Una vez perdida la gran oportunidad, por culpa directa de la administración del inhábil Presidente Kennedy, el tirano...

0 comentarios

Enviar un comentario

EnglishSpanish