Puerto Rico conmemora los 70 años de su estatus político con patente división

Written by

26 de julio de 2022

San Juan, 25 jul (EFE).- El opositor Partido Popular Democrático (PPD) de Puerto Rico urgió este lunes a proteger la Constitución del Estado Libre Asociado, que cumple 70 años, en un acto del que se ausentó el gobernador, Pedro Pierluisi, partidario de la anexión de la isla a Estados Unidos.
La conmemoración oficial del 70 aniversario de la Constitución de Puerto Rico y de su proclamación como Estado Libre Asociado a EE.UU. coincide con movimientos políticos del Ejecutivo local para decidir en un plebiscito vinculante un futuro no colonial para la isla.
Mientras que el gobernador y su Partido Nuevo Progresista (PNP) abogan por la «estadidad» (anexión como estado de pleno derecho), el PPD es un firme defensor del estatus político actual, que peligra al no estar incluido como opción en el proyecto de referéndum.
«La Constitución del Estado Libre Asociado es la conquista colectiva más importante de nuestro pueblo. Por ello, nuestro deber es protegerla; entendiendo que es el símbolo que nos une bajo un solo propósito que es el progreso de Puerto Rico», afirmó en su discurso el líder del PPD, José Luis Dalmau.
UNA CONSTITUCIÓN «DE AVANZADA»
En una ceremonia en la escalinata del Capitolio, sede del Legislativo, el también presidente del Senado pidió «celebrar lo bueno que es el Estado Libre Asociado» y subrayó que la Constitución de 1952 estableció «una relación basada en una asociación única».
«Por un lado, nos vincula con nuestros hermanos del norte a través de la común ciudadanía, pero a la misma vez que reconoce el espacio que nos corresponde, cuando reafirmamos con orgullo nuestra identidad cultural», agregó.
El líder del PPD aseguró que la Constitución es «una de avanzada, que se adelantó a su tiempo», palabras que también compartió el presidente de la Cámara de Representantes, Rafael «Tatito» Hernández.
«La Constitución no es solo un documento histórico, es la aspiración, el corazón de la sociedad puertorriqueña (…) Fue una de avanzada y de plena vigencia en nuestro presente», dijo Hernández, también del PPD.
Los discursos estuvieron precedidos del izado de la bandera puertorriqueña, los himnos, el desfile de la Guardia Nacional, bailes folclóricos de los distintos municipios, una carroza de las reinas del Carnaval de Ponce y comparsas.
AUSENCIAS Y PROTESTAS
Además de la significativa ausencia del gobernador, tampoco estuvo presente en el acto el alcalde de San Juan, Miguel Romero, miembro también del PNP. Ambos figuraban en la agenda del día, pero ni ofrecieron discursos ni publicaron nada referente a la conmemoración en sus redes sociales.
La celebración estuvo asimismo marcada por algunas protestas que requirieron la intervención de la Policía. Unos manifestantes alzaron una pancarta que decía «El colonialismo no se celebra, se combate», y otro denunció frente a la tarima principal y megáfono en mano la invasión de Puerto Rico.
El debate sobre el estatus político es continuo y, con el fin de resolverlo, el Gobierno del PNP ha elaborado junto a los demócratas en Washington el «Puerto Rico Status Act», que fue aprobado la semana pasada en el Comité de Recursos Naturales y pasa ahora a votación del Congreso de EE.UU.
De llegar a superar todos los trámites (en el Comité de Recursos Naturales fue notoria la oposición de los republicanos), el plebiscito se celebrará en noviembre de 2023 y presentará tres opciones: estadidad, soberanía en libre asociación e independencia.
El actual estatus político no está incluido al considerarse colonial, algo que genera controversia dentro de la isla, al igual que la anexión a EE.UU. es vista con recelo por los republicanos.
Por ello, el senador republicano Roger Wicker presentó la semana pasada otro proyecto que incluye como opción en un plebiscito el Estado Libre Asociado, auspiciado por el PPD de Dalmau, quien aseguró que esa medida convoca «una votación equilibrada» y frena «los intentos déspotas de crear mayorías artificiales en favor de la estadidad».
EVOLUCIÓN HISTÓRICA
El Estado Libre Asociado comenzó a gestarse en 1950, bajo la gobernación de Luis Muñoz Marín, un proyecto que recibió buena acogida por el Congreso estadounidense y cuya ley fue firmada por el entonces presidente Harry Truman.
La Asamblea Constituyente de Puerto Rico redactó la Constitución y el 3 de marzo de 1952 se sometió al pueblo, logrando el respaldo de 374.649 votantes frente a los 82.923 que se manifestaron en contra, por lo que el 25 de julio de 1952 se proclamó la vigencia del Estado Libre Asociado.
«Ordenamos y establecemos esta Constitución para el estado libre asociado que en el ejercicio de nuestro derecho natural ahora creamos dentro de nuestra unión con los Estados Unidos de América», dice el preámbulo de la Carta Magna.
También estipula como factores determinantes «la ciudadanía de los Estados Unidos, la lealtad a los postulados de la Constitución federal y la convivencia en Puerto Rico de las dos grandes culturas del hemisferio americano».
Pese al apoyo inicial, durante la última década Puerto Rico ha realizado tres plebiscitos locales, no vinculantes, en los que una mayoría de votantes eligió la estadidad, el último de ellos en noviembre de 2020, aunque no presentaban las otras opciones de estatus.
Marina Villén

Temas similares…

0 comentarios

Enviar un comentario

EnglishSpanish