Ortega reprocha que representante canadiense no acudiera a acto en Nicaragua

Written by

10 de enero de 2023

Ciudad de Panamá, 9 ene (EFE).- El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, reprochó que la representación canadiense en Managua no acudiera este lunes a la sesión solemne inaugural de la XXXIX legislatura de la Asamblea Nacional (Parlamento).
En un acto transmitido en cadena de radio y televisión, el mandatario nicaragüense dijo que, conforme al protocolo, invitaron a los representantes del cuerpo diplomático acreditados en Nicaragua a asistir al inicio del periodo legislativo 2023.
«Nosotros invitamos a todo el cuerpo diplomático, a los que nos respetan y a los que nos odian», indicó el líder sandinista.
Ortega aseguró que la representación de Canadá en Nicaragua mandó a decir que no iba a asistir a la sesión solemne, hasta que hicieran lo que ellos dicen, sin precisar.
«Hay unos que tienen tal rabieta que dijeron: no, no vamos hasta que hagan lo que nosotros queremos. No vamos, nos dijo, por ejemplo, el representante del Gobierno de Canadá», puntualizó.
«Y que le decimos: nosotros no somos colonia de Canadá», agregó el líder sandinista, quien pidió a los canadienses ocuparse «de que no se sigan cometiendo crímenes horrendos, como los que han cometido en Canadá contra la población indígena», crímenes que, según dijo, se descubrieron hace poco.
Ortega contó que «el otro representante simplemente se excusó», en referencia al embajador de los Estados Unidos en Nicaragua, Kevin K. Sullivan.
«Tuvo el cuidado de no decir nada, que no venían porque no hacían lo que ellos quieren, no, en ese sentido fue respetuoso, porque simplemente se excusó», añadió.
Para el mandatario nicaragüense, Canadá es «un país completamente gobernado por colonialistas y que a la vez son colonias del gran imperio, o sea, Canadá es colonia de los Estados Unidos».
AGRADECE COOPERACIÓN, PESE A SANCIONES
Durante el acto, Ortega agradeció a los países y a los organismos internacionales que cooperan con Nicaragua en diferentes ámbitos, «aunque no tengan sintonías con nuestros pensamientos» y sean críticos «y sancionadores de Nicaragua, por lo tanto sancionar es agredir».
Desde 2018, cuando estalló una crisis sociopolítica en Nicaragua, EE.UU., Canadá, Reino Unido, Suiza y la Unión Europea han emitido sanciones contra familiares de Ortega, incluyendo a su esposa, la vicepresidenta Rosario Murillo, y a sus hijos, también a allegados, así como a instituciones estatales y funcionarios, a quienes responsabilizan de supuestas violaciones de los derechos humanos, abusos de poder y de socavar la democracia.
En abril de 2018, miles de nicaragüenses salieron a las calles a protestar por unas controvertidas reformas a la seguridad social, que luego se convirtieron en una exigencia de renuncia de Ortega debido a que respondió con la fuerza.
Las protestas dejaron al menos 355 muertos según la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), aunque organismos nicaragüenses elevan la cifra a 684 y Ortega por primera vez reconoció este lunes que fueron «más de 300» y mantuvo que se trató de un intento de golpe de Estado.
Nicaragua atraviesa una crisis política y social desde abril de 2018, que se ha acentuado tras las controvertidas elecciones generales del 7 de noviembre de 2021, en las que Ortega fue reelegido para un quinto mandato, cuarto consecutivo y segundo junto a su esposa Murillo como vicepresidenta, con sus principales contendientes en prisión o en el exilio.

Temas similares…

0 comentarios

Enviar un comentario

EnglishSpanish