Los votos no informados afectan la credibilidad de la organización electoral colombiana

Written by

19 de marzo de 2022

Bogotá, 18 mar (EFE).- Los cerca de 400.000 votos para la lista al Senado de la coalición de izquierdas Pacto Histórico que no fueron contabilizados inicialmente en las elecciones del pasado domingo han puesto en tela de juicio la credibilidad de la Registraduría colombiana, que este viernes publicó los resultados del escrutinio.
Sin embargo esta entidad, que organiza las elecciones en el país, lejos de aclarar las razones por las cuales no se contaron todos esos votos y los de otros partidos, mantiene un manto de misterio sobre lo sucedido, actitud que desconcierta a la ciudadanía que espera escandalizada respuestas claras.
El conteo preliminar del domingo le daba al Pacto Histórico 2.302.847 votos en el Senado mientras que los resultados oficiales publicados hoy por la Registraduría, con el 97 % escrutado, les dan 2.692.999 votos, es decir 390.152 más, siendo el partido con la mayor diferencia entre los dos datos.
Las proyecciones muestran que con este resultado el Pacto Histórico puede obtener 19 escaños en la Cámara Alta, tres más que los obtenidos en el preconteo del domingo y que restarían un puesto al Partido Conservador, que quedaría con 15; al oficialista Centro Democrático y a la Coalición Alianza Verde-Centro Esperanza, que bajarían a 13 cada uno.
CRÍTICAS A LA REGISTRADURÍA
En el ojo del huracán está el registrador nacional, Alexander Vega, quien argumenta que lo ocurrido se debe a «errores humanos» que están corrigiendo en el escrutinio.
Pese a que las misiones de observación electoral que acompañaron el proceso coinciden en que no se puede hablar de fraude hasta el momento, políticos de diversas corrientes han pedido explicaciones a Vega y le exigen que renuncie porque consideran que no ofrece garantías para las elecciones presidenciales del próximo 29 de mayo.
«Si las curules son recuperadas y si el escrutinio es riguroso, pues esperamos que se subsanen los problemas», dijo a Efe Iván Cepeda, senador electo por el Pacto Histórico, quien agregó que «se ha producido una situación en la cual hay errores muy lamentables».
Desde la otra orilla ideológica también piden explicaciones, pues el partido oficialista Centro Democrático calificó de «inaceptable la situación de incertidumbre que genera la inexactitud de los resultados publicados hasta la fecha por la Registraduría».
«La inclusión de 948.283 votos (de todos los partidos) en fase de escrutinio desborda la variación entre preconteo y escrutinio que históricamente ha sido del 0,5 % y que en esta oportunidad es de más del 7 %», expresó el Centro Democrático, liderado por el expresidente Álvaro Uribe.
El uribismo pidió a Vega explicar la razón por la cual «dicho desfase beneficia únicamente a un partido político mientras los demás presenciamos la pérdida de curules sin información suficiente para contrarrestarlo».
«Bien sea por incompetente o porque realmente hubo alteraciones graves en los resultados de Congreso, el registrador Alexander Vega debe renunciar. Las presidenciales necesitan un registrador ad hoc y que se tomen ajustes a la mayor brevedad», expresó por su parte Catherine Juvinao, representante a la Cámara electa del partido Alianza Verde.
Vega defendió la actuación de la Registraduría y aseguró igualmente que no se puede hablar de fraude y, por el contrario, los errores se están subsanando en el recuento oficial que se hace siempre en la semana siguiente a las elecciones.
HIPÓTESIS DE MISIONES DE OBSERVACIÓN
La Misión de Observación Electoral de la Unión Europea (MOE UE), que calificó las diferencias entre el preconteo y el escrutinio de «inusualmente grandes», manifestó que el Pacto Histórico, «al presentar listas cerradas» resultó perjudicado «en el diseño de las actas de resultados, los formularios E-14», que era «extremadamente complejo y muy propenso a que se produzcan errores».
Eso, advierte la MOE UE, contribuyó a que los votos de esta coalición, de la que hacen parte los principales partidos de la izquierda colombiana, no fueran contabilizados en «un buen número de mesas».
Precisamente la Misión de Observación Electoral (MOE), una ONG que lleva 15 años haciendo seguimiento a los comicios en Colombia, denunció el martes «múltiples errores en las actas electorales».
La directora de la MOE, Alejandra Barrios, mencionó, por ejemplo, fallas a la hora de diligenciar los formularios de registros de voto con sumas incorrectas, y «hasta casos de manipulación» que han sido reconocidos públicamente y están siendo corregidos en el escrutinio definitivo de la Registraduría.
A la espera de la oficialización del número de curules en el Senado que recibirá definitivamente el Pacto Histórico, las autoridades electorales siguen haciendo el escrutinio de las votaciones a la Cámara de Representantes bajo la mirada atenta de todo el país, que espera que no haya un desfase tan grande de votos como el que hubo en el Senado.
Igualmente, el Consejo Nacional Electoral (CNE) oficializó este viernes los resultados para las consultas presidenciales, que no alteran los resultados de cada una de las coaliciones, en las que Petro ganó la del Pacto Histórico; Sergio Fajardo fue elegido por la Coalición Centro Esperanza, y Federico «Fico» Gutiérrez se impuso en la de la derechista Equipo por Colombia.

Temas similares…

0 comentarios

Enviar un comentario

EnglishSpanish