Los hospitales libaneses están al borde del precipicio

Written by

18 de agosto de 2021

Beirut (Líbano), 17 ago (EFE).- (Imagen: Noemí Jabois) El reciente agravamiento de la crisis de combustible en el Líbano tiene contra las cuerdas a los hospitales del país, que necesitan carburante para el suministro eléctrico y se enfrentan además a una fuerte escasez de medicinas, materiales médicos y liquidez con trazas de costar muchas vidas.

El reciente agravamiento de la crisis de combustible en el Líbano mantiene contra las cuerdas a los hospitales del país.
 
Los centros necesitan carburante para el suministro eléctrico y se enfrentan además a una fuerte escasez de medicinas, materiales médicos y liquidez con trazas de costar muchas vidas.
 
La situación es crítica en centros como este, el Hospital Universitario Rafic Hariri, un gran centro público a las afueras de la capital que los días que no recibe nada de suministro de la compañía eléctrica estatal consume entre 9.000 y 10.000 litros de diésel para poder funcionar.
 
Y es que desde que el Banco Central libanés anunció la semana pasada el fin de los subsidios al combustible, la ya acuciante escasez ha derivado en una casi inexistencia de, entre otros, diésel para operar los generadores eléctricos en momentos en que el suministro de luz pública brilla por su ausencia.

Temas similares…

0 comentarios

Enviar un comentario

EnglishSpanish