La Corte Suprema condena a ocho años de prisión a un diputado bolsonarista

Written by

21 de abril de 2022

Brasilia, 20 abr (EFE).- La Corte Suprema de Brasil condenó este miércoles a ocho años y nueve meses de prisión al diputado Daniel Silveira, un referente de la ultraderecha que lidera el presidente Jair Bolsonaro, por «atentados continuos» contra las instituciones democráticas.
El camino para la condena fue abierto por el instructor del caso, el juez Alexandre de Moraes, quien negó todas las alegaciones de la defensa, la cual sostenía que las amenazas y la «incitación pública a la violencia y al cierre del Congreso y el Supremo» atribuidas a Silveira estaban amparadas por la «inmunidad parlamentaria».
La condena fue respaldada por diez de los miembros del tribunal y el único que se pronunció en contra fue Kassio Nunes, quien llegó en 2020 al Supremo propuesto por Bolsonaro y dijo que, si bien hubo «notorias ofensas» por parte de Silveira, «no hay crimen en eso».
Sin embargo, el diputado fue considerado culpable hasta por el magistrado André Mendonça, miembro del Supremo desde el año pasado y también propuesto por Bolsonaro, de quien fue ministro de Justicia y que respaldó la condena, aunque propuso una pena menor.
La sentencia también fue respaldada por la Procuraduría General, que se pronunció en el juicio como parte acusadora.
En nombre de ese organismo, la fiscal Lindora Araújo sostuvo que el legislador incurrió en los delitos de «coacción, incitación a la violencia, atentados contra el Estado de Derecho y las instituciones democráticas e intentar impedir su funcionamiento mediante grave amenaza».
El abogado Paulo César Rodrigues, defensor del diputado, alegó que su cliente sufrió una «violación del debido proceso», pues el Supremo se erigió como «víctima, acusador, juez y es quien determina las investigaciones y ordena la prisión».
Silveira, miembro de los grupos de ultraderecha que respaldan a Bolsonaro, fue detenido en febrero pasado después de que divulgó en sus redes sociales unos videos con graves amenazas e insultos de todo calibre contra los magistrados del Supremo, a los que exigió destituir en pleno.
También criticó el orden constitucional y elogió la dictadura militar (1964-1985), así como la persecución del régimen castrense al «comunismo», y sugirió su apoyo al asesinato de los opositores al Gobierno de Jair Bolsonaro.
Asimismo, participó en la convocatoria de actos antidemocráticos, algunos alentados por el propio Bolsonaro, en los que se le exigía al gobernante «clausurar» tanto la Corte Suprema como el Parlamento mediante una «intervención militar».
Silveira llegó a ser sancionado por el Consejo de Ética de la Cámara de Diputados, que en julio de 2021 le suspendió su mandato por seis meses, y retomó su actividad legislativa este año.
En noviembre pasado se le concedió la libertad condicional con la condición de que no usara sus redes sociales o tuviera contacto con otras personas investigadas en el mismo proceso.
Sin embargo, violó en forma continua esas medidas cautelares y el mes pasado desacató una orden judicial que le impuso el uso de una tobillera electrónica, aunque la terminó aceptando después de dos días encerrado en la Cámara de Diputados.
Este mismo miércoles, siempre desafiante, Silveira afirmó en un discurso en el Congreso que De Moraes es un «marginal» que «se cree un reyezuelo de Brasil», pero es «un chico frustrado que solo tiene coraje atrás de una mesa».
Después, se dirigió junto al diputado Eduardo Bolsonaro, hijo del presidente, hacia la sede de la Corte Suprema para intentar asistir al juicio, lo cual le fue impedido pues las normas del tribunal no lo permiten.

Temas similares…

0 comentarios

Enviar un comentario

EnglishSpanish