El ministro de Desarrollo chileno dimite tras semanas de presiones por caso de subvenciones

Written by

12 de agosto de 2023

Santiago de Chile, 11 ago (EFE).- El ministro chileno de Desarrollo Social, Giorgio Jackson, presentó este viernes su renuncia al cargo luego de varias semanas de presiones por parte de la oposición y de la amenaza de un juicio político en su contra por una trama de supuestas irregularidades en el traspaso de subvenciones públicas a fundaciones privadas.
«Después de sostener una reunión con el presidente, quiero comunicar que he tomado la decisión de presentar mi renuncia de forma indeclinable», dijo Jackson en una rueda de prensa.
La salida de Jackson supone un duro golpe para el presidente Gabriel Boric, ya que ambos son íntimos amigos desde las protestas estudiantiles que lideraron en 2011 y fueron fundadores del Frente Amplio, la coalición que gobierna el país desde marzo de 2022 junto con el Partido Comunista y fuerzas de la centro izquierda.
«Doy un paso al costado después de constatar que mi presencia en el Gabinete ha sido ocupado por la oposición como una excusa para no avanzar en los acuerdos que Chile requiere», señaló Jackson, en referencia al bloqueo a las principales reformas (tributaria y de pensiones) instalado por la oposición, que supeditó el avance de las negociaciones a la dimisión del ya exministro.
«Chile está cansado de vernos pelear, de que existan excusas para poder avanzar en una reforma a las pensiones, en las reformas necesarias para tener un sistema de cuidados, de poder avanzar en la reducción de las listas de espera, de los temas de seguridad», añadió Jackson, quien fue ministro de la Secretaría General de la Presidencia (Segpres) entre marzo y septiembre de 2022.
La renuncia se produce ad portas de un juicio político impulsado por la extrema derecha del Partido Republicano y al que se sumó el resto de la oposición por el llamado «Caso Convenios», en el que se han visto involucrados militantes y autoridades del partido de la coalición de gobierno Revolución Democrática (RD), fundado por el propio Jackson.
El «Caso Convenios» estalló en junio en la norteña región de Antofagasta cuando se desvelaron supuestas irregularidades en millonarios convenios suscritos entre la delegación regional del Ministerio de Vivienda y la fundación Democracia Viva, vinculada a RD.
La trama ha ido salpicando a distintas autoridades y hasta la fecha ya han renunciado al menos cinco altos cargos, entre ellas las exsubsecretarias de Vivienda y Cultura, Tatiana Rojas y Andrea Gutiérrez, respectivamente.
A principios de este año, cuando ocupaba la Segpres, Jackson se salvó de otra acusación constitucional también promovida por la ultraderecha que lo acusaba de subejecutar el presupuesto de su cartera en lo relativo al fondo de tierras y aguas indígenas.
Recientemente, el exministro también fue criticado por la gestión ante un robo de ordenadores y una caja fuerte en su ministerio hace unas semanas, lo que aumentó las presiones opositoras para su renuncia.
«Yo voy a emprender todas las acciones necesarias para develar aquellas mentiras, injurias y calumnias y que se revelen como tales», concluyó Jackson, quien será sustituido en el cargo por Paula Poblete, que hasta ahora ejercía como subsecretaria de Evaluación Social.

Temas similares…

0 comentarios

Enviar un comentario