El largo camino de Chile en la búsqueda de una nueva Constitución

Written by

13 de diciembre de 2022

Santiago de Chile, 12 dic (EFE).- Las fuerzas políticas de Chile sellaron este lunes un pacto histórico que define la hoja de ruta del segundo proceso constituyente que llevará a cabo el país en los próximos meses.
Después de tres meses de intensas negociaciones entrampadas durante semanas en la forma de elegir al nuevo órgano redactor, el país retoma la etapa constituyente que se abrió hace tres años, en octubre de 2019, tras la mayor ola de protestas que vivió desde el fin de la dictadura militar de Augusto Pinochet (1973-1990).
ORIGEN DEL PROCESO
Las movilizaciones empezaron como una demostración contra el alza en el precio del metro y derivaron en un clamor por un modelo económico y social más justo.
Fueron meses de protestas callejeras pacíficas, actos de violencia y dura represión policial que dejaron una treintena de muertos, miles de heridos y señalamientos por parte de la ONU y diversos organismos internacionales contra las fuerzas de seguridad por violaciones a los derechos humanos.
Para encauzar las manifestaciones, los partidos políticos firmaron un acuerdo que incluía la celebración de un plebiscito que se llevó a cabo el 25 de octubre de 2020, en plena pandemia, en el que los chileno votaron si querían cambiar la actual Constitución, escrita en 1980 por la dictadura y parcialmente reformada en 2005 bajo el presidente socialista Ricardo Lagos.
Un 78 % de los votantes optó por el sí en una consulta en la que apenas participó el 50 % de la población y en la que se decidió, asimismo, que el nuevo texto lo elaborara una convención «ad hoc» elegida igualmente en las urnas.
PRIMERA CONVENCIÓN ELECTA
Los chilenos volvieron a las urnas en mayo de 2021, todavía en pandemia, para elegir a los 155 integrantes de la Convención que debía ser paritaria y que también debía reservar 17 puestos a los pueblos indígenas, que representan cerca del 13 % del pueblo chileno.
El resultado de la elección fue una Convención de tendencia progresista y con una mayoría de candidatos independientes. La derecha apenas logró representación.
La Constituyente escribió durante un año el borrador de texto constitucional, pese a las polémicas, el ruido y las críticas de la derecha. El 4 de julio de 2022, el borrador fue entregado al presidente, Gabriel Boric, quien convocó de inmediato el plebiscito de salida, para que la ciudadanía ratificara el texto.
PROPUESTA CONSTITUCIONAL
La propuesta de norma enterraba el sistema neoliberal que rige en Chile desde la dictadura y avanzaba hacia un estado social de derecho con una mayor presencia de lo público.
Además, fue considerada la Constitución más feminista del mundo y declaraba como pilar el «Estado ecológico», con una decidida apuesta en defensa del medioambiente y la vocación de luchar contra la crisis climática.
Entre otros puntos clave, avanzaba hacia un sistema de salud primaria universal, fortalecía la Educación pública y un sistema de pensiones estatal; incluía la definición de Chile como un Estado plurinacional y reconocía los derechos de los pueblos indígenas; y abogaba por acabar con la privatización de recursos esenciales como el agua.
En una elección con voto obligatorio sin necesidad de inscribirse por primera vez, el 4 de septiembre una abrumadora mayoría de chilenos (62 %) rechazó la propuesta de nueva Constitución.
NEGOCIACIONES Y NUEVO PROCESO
Apenas se conoció el resultado, Boric apostó públicamente por iniciar un nuevo proceso constituyente para discutir un nuevo texto que cumpla con el deseo expresado por los ciudadanos en las urnas.
Luego de tres meses de intensas negociaciones, este martes los partidos políticos chilenos acordaron la hoja de ruta que seguirá el nuevo proceso constituyente.
El pacto establece que el nuevo órgano redactor, que se llamará Consejo Constitucional, será integrado por 50 personas electas por la ciudadanía y que el proceso también contará con la participación vinculante de 24 expertos designados (12 por la Cámara de Diputadas y Diputados y 12 por el Senado en paridad) que acompañarán el recorrido.
El nuevo proceso culminará en noviembre de 2023, según el acuerdo suscrito este lunes, con un plebiscito de salida, con voto obligatorio, para que la ciudadanía exprese su conformidad con el texto definitivo.

Temas similares…

0 comentarios

Enviar un comentario

EnglishSpanish