El flamante primer ministro de Perú promete el diálogo y niega la confrontación

Written by

10 de febrero de 2022

Lima, 09 feb (EFE).- El nuevo primer ministro de Perú, Aníbal Torres, aseguró este miércoles que el gabinete que lidera es «muy dialogante» y no tiene «ningún ánimo de confrontar» e insistió en que la política del Gobierno de Pedro Castillo «es de libre mercado, pero con participación del Estado para controlar los monopolios».
«No tenemos ningún ánimo de confrontar con nadie. Nos provocarán, pero ahí quedará porque nosotros no responderemos», manifestó Torres en una rueda de prensa posterior al primer Consejo de Ministros que reunió por más de ocho horas al nuevo equipo ministerial que juró la noche del martes en medio de la aguda crisis política que desde hace más de una semana afronta el Ejecutivo peruano.
Torres, quien era ministro de Justicia y Derechos Humanos antes de reemplazar al polémico y efímero exprimer ministro Héctor Valer, agregó que es «muy consciente» del papel que debe desempeñar y que su equipo es «muy dialogante».
El abogado y jurista respondió así a las críticas que desató su designación por parte de algunos representantes de la oposición política, que lo acusaron de ser «errático y confrontacional».
En declaraciones a los medios, el nuevo jefe de gabinete informó sobre los temas abordados en la sesión ministerial y reafirmó el compromiso de su gestión en la lucha contra la inseguridad ciudadana, el proceso de vacunación contra la covid-19, la segunda reforma agraria y el retorno a las clases presenciales.
Torres insistió, además, en que el Gobierno de Castillo tiene una política económica «bien clara» que es «de libre mercado, pero con la participación del Estado para controlar los monopolios, los oligopolios y las posesiones dominantes».
«No nos pueden calificar de comunistas», espetó.
En materia de relaciones exteriores, el primer ministro señaló que su equipo buscará «abrir las fronteras para incentivar las relaciones entre los pueblos vecinos» y «desarrollar a los pueblos fronterizos».
Precisó, además, que su gestión también tratará de «contribuir que no ingresen personas que constituyan un peligro» para la sociedad peruana.
Torres fue designado primer ministro el martes por Castillo, quien intentó aliviar la crisis política que afronta su Gobierno con la designación de un nuevo gabinete de ministros, el cuarto en poco más de seis meses de gestión, mientras la oposición política suma cada vez más voces a favor de su renuncia.
Este miércoles, el mandatario izquierdista aseguró que una de las prioridades del nuevo equipo del Ejecutivo será atender las demandas de las diferentes regiones del país y la lucha contra la inseguridad ciudadana.
El crispado escenario político que enfrenta Perú llevó a la oposición política, que domina el Congreso, y a algunos medios de comunicación a lanzar pedidos para que Castillo deje el cargo, a los se sumó el defensor del pueblo, Walter Gutiérrez, quien «invitó» al gobernante «a que renuncie».
Pero esa dimisión parece ser aún una posibilidad lejana, ya que el propio mandatario aseguró el lunes que su compromiso sigue «firme» y «con más fuerza que nunca hasta el 28 de julio de 2026», cuando debe terminar su mandato.

Temas similares…

0 comentarios

Enviar un comentario

EnglishSpanish