EL CUBANO QUE HAYA OLVIDADO LOS SINIESTROS “COMITÉS DE DEFENSA”, NACIÓ SIN CORAZÓN

Written by Roberto Cazorla

22 de junio de 2022

Cuando comprendí hasta qué punto la personalidad del 98% de los cubanos se había ido al garete, fue cuando se crearon los siniestros “Comités de Defensa de la Revolución”. Todo se transformó en la placenta de una vaca, que nos había abortado Satanás. La mayoría de aquellos cubanos que presumían de bondadosos y buenos sentimientos, se convirtieron en seres diabólicos. Ver como entre ellos se sacaban las vísceras, por estar por encima del vecino, resultaba una pesadilla.  

Aquel que conserve la memoria (en este caso me encuentro), no puede haberse olvidado de lo que era la idiosincrasia del pueblo cubano. Decenas de extranjeros, solían sorprenderse de la amabilidad, educación (a veces primitiva, pero educación), lo bondadoso de una gente que si tenía era poco, pero dispuesta a compartir con cualquiera que se nos acercaba. Era típico pasar a caballo frente de algún bohío, o de una casa rural, y que se oyera el grito de:“¡Oiga, hace mucho calor, si quiere bájese para que tome agua y un “cafecito!”. Aunque a aquel transeúnte jamás lo hubiesen visto, se le trataba como a un conocido. No existía la distancia, por lo menos en nuestros pueblos.

Cuando en mi pueblo natal, Ceiba Mocha (Matanzas), mi madre hacía dulce de naranja con coco rallado (unos de los placeres más exquisitos de nuestra isla), y, desde que estaba hirviendo los “gollejos”, repetía los nombres de los vecinos a lo que les iba a llevar su porción. Lo mismo ocurría al revés. En el pueblo todo era familiar; nunca se mencionaba la palabra odio. Nos protegíamos, nos alentábamos y, cuando había una novedad, todos se reunían a llorar semejante desgracia. Se compartía hasta el aire. Y no ocurría solamente en mi pueblo, aquella “montaña” de buenos sentimientos estaba arraigada en nuestra naturaleza, era nuestra forma, nuestra idiosincrasia sin tapujo, ni rencores, menos el “ansiado” “quítate tú “pa” ponerme yo”.

El que haya vivido y sienta por sus venas aquella multitud de cualidades envidiadas, tiene que sucederle lo mismo que a mí. Preguntarse: ¿Cómo una isla habitada por una mayoría de seres puros, honestos, sencillos, conformistas, creyentes, se convirtió en la sucursal del infierno? ¡Pero si teníamos el signo de la esperanza tatuado en la frente! Éramos pobres, pera sabíamos que una luz nos iba a iluminar y bendecir. Así fue hasta que llegó el “DIABLO”.

Cuando comprendí hasta qué punto la personalidad y los buenos sentimientos del 98% de los cubanos se había ido al garete, fue cuando se crearon los siniestros “Comités de Defensa de la Revolución”. Todo se transformó en la placenta de una vaca que nos había abortado Satanás. La mayoría de aquellos cubanos que presumían de bondadosos y buenos sentimientos, se convirtieron en seres diabólicos, alienígenas; ver como entre ellos se sacaban las vísceras, por estar por encima del vecino, resultaba increíble, surrealista, una pesadilla. Imposible creerlo.  Fui testigo de “crímenes” cometidos por los frustrados, retorcidos miembros de los Comités de Defensas que, ni en una película de monstruos podría desarrollarse.

Viviendo yo en la Calle Santa Cecilia, a media cuadra del Hospital de Versalles, frente a dicho hospital, había un edificio de apartamentos que, como todos, era manipulado por los que presidían dichos Comités; casi siempre mujeres negras, mulatas y gordas con más caderas que Dunia la Taina: seres despreciables; tenían reflejado en el rostro la navaja con la que te iban degollar. En dicho edificio vivían dos jóvenes que eran de Agramente (Prov. de Matanzas), primos hermanos, estaban estudiando y trabajando en Matanzas. A la presidenta se le antojó que aquel apartamento lo quería para un sobrino que se iba a casar. Y, como imperaba la caza de brujas con los homosexuales, los acusó de tales y, como es de suponer, los echaron “palante” y no pararon hasta la “UMAP” (Campo de Concentración para Homosexuales), Creados por El “divino” Che Guevara y adeptos.

“MANDAMÁS”

Mi hermana presidía uno de los infernales Comités. Apenas sabía leer, lo único que aprendió fue a coser el sistema de “María Teresa Bello”. Pertenecía al rebaño que necesitaba la asquerosa revolución: gente sin neuronas. Cuando se casó, su marido montó en la esquina de la calle Santa Cecilia, una bodega que la tenía repleta, aún existía comida y luz para los muertos. Un buen día, a ella, que presumía de presidenta de un Comité, le llegó una pareja de milicianas primas hermanas de “Pepito el Toro”, con documentos en los que le comunicaba que su bodega, a partir de entonces, pasaría a ser propiedad del Estado. A ella y su marido, los pasaron a dependientes con un sueldo ridículo y, en la caja contadora, dirigiendo el “cotarro”, una señora negra, repleta de manteca y con la mirada de un toro miura. Tanto mi hermana y su marido, en vez de suicidarse (que es lo que habría hecho yo), lo aceptaron complacidos porque “todo era para el pueblo, donde todos íbamos a ser iguales”. Terminaron en la miseria material y moral. Mi hermana, como presidenta, tenía que aceptar o no las peticiones de los vecinos. Era la “mandamás”. Era cuando el cubano solamente podía viajar a Moscú (ese rincón del planeta que Dios debería de reventar por los 4 costados); una pareja muy joven quería viajar a Moscú de luna de miel, pidió permiso a mi hermana y, la respuesta fue un no rotundo. ¿Por qué?”, preguntaron. “Porque ninguno de ustedes ha hecho guardia en el Comité ni siquiera una noche”.¡Tócate los “pinrreles”!

Por culpa de los que dirigían aquellos siniestros Comités, vi enloquecer a vecinos, vi cómo los metían en la cárcel por la simple razón de no haber asistido a la Plaza Cívica; vi dejar sin trabajo a padres de familia; suicidios a montones (“¡Pero todo era paz amor y fantasía!”), el odio y el olor a muerte se respiraban. ¡Cuántos los habrán olvidado! ¡Yo, ni muerto! ¿Cómo se puede experimentar una metamorfosis tan perspicaz, tan cruenta, tan “hijadeputé?

“CHEKA”

Conocí a gente que estaba en vísperas de salir y de buenas a primera la H. de P. del Comité se lo impedía porque años atrás había sido denunciado por un escándalo público. Suficiente para suspenderle la salida teniendo ya un pie en el avión. Un vecino mío, en la calle 58, entre tercera y quinta (Vedado), a punto de tomar el avión con destino a Madrid, se le apareció la gran H. de P. del Comité y le pidió la bicicleta que hacia ni se sabe cuántos años había tenido. No existía ya. ¡Pues le “jeringaron” la salida!

Yo no pude despedirme de mi madre en Matanzas (yo estaba en La Habana) por miedo a que mi hermana me denunciara la salida y, de ahí, a Güines a sacar papa o a cortar caña. Vi cómo víboras denunciaban a los jóvenes por el solo motivo de llevar pantalón estrecho o el pelo algo largo y los acusaban de homosexuales, sabiendo que significa la ruina para cada uno, la frustración de la que jamás los jóvenes se recuperarían.

Cada Comité era lo que en España llamaban “Cheka”, con la diferencia de que en España les daban el tiro de gracia sin pensarlo. Pero en Cuba mataban (y matan) a la gente dejándoles vacíos de alma, de amor, les siguen inyectando en las venas toneladas de odio y sed de venganza.

El que haya olvidado los siniestros Comités de Defensa en Cuba, los miles de muertos que provocaron, los miles de miles que metieron en las mazmorras, que torturaron que trituraron moral y físicamente siendo inocentes, no tiene corazón, como aquellas gordiflonas que se paraban en la puerta con la mano en la cintura amenazando hasta a “Mazzantini el Torero”, el que participó en ello, de ser así, esa gente que a lo mejor hoy se pasea por las playas de Miami, no morirán en paz, rabiarán, Dios les triturará antes de que atraviesen la puerta del infierno.

¿Cómo se puede transformar la Virgen de Fátima, en el creador de la Inquisición?        

Temas similares…

UNA NUEVA ERA PARA LATINOAMÉRICA

Se veía venir y las elecciones en Colombia, lo han confirmado: Latinoamérica ha anunciado al mundo un cambio en su...

15 años sin Emilio (Millo) Ochoa

Este 27 de junio se conmemora el 15 aniversario del fallecimiento del reconocido y querido político cubano y líder del...

0 comentarios

Enviar un comentario

EnglishSpanish