Castillo hace un nuevo llamado al diálogo tras la petición de la OEA

Written by

2 de diciembre de 2022

Lima, 1 dic (EFE).- El mandatario peruano, Pedro Castillo, hizo este jueves un llamado a los presidentes del Congreso y del Poder Judicial para dialogar, tras la petición que hizo una misión de alto nivel de la Organización de Estados Americanos (OEA) de que inicien una tregua que lleve a las partes a conversar ante la crisis política que afecta al país.
«Siguiendo con el espíritu con el que inicié mi gobierno y que está expresado en las recomendaciones de la OEA, hago un llamado a los titulares de las instituciones del Estado y a los líderes políticos y sociales del país para dialogar y asegurar la gobernabilidad», escribió Castillo en su cuenta de Twitter.
La misión, que visitó el país suramericano la semana pasada, presentó horas antes su informe preliminar ante el Consejo Permanente de la OEA, en el que dio una serie de recomendaciones y un análisis sobre la situación actual en Perú.
A juicio de Castillo, dicho informe «ha ratificado» que su gobierno «viene recibiendo ataques desestabilizadores por un grupo político que hasta hoy desconoce el voto popular y pretende vulnerarlo», algo que no aparece de forma tácita en el documento.
«Ratifico que, a pesar de todo, seguiré trabajando por la vigencia del estado constitucional de derecho, el equilibrio de poderes, la democracia fundada en la voluntad popular y por un país próspero que respeta a los poderes del Estado», añadió el mandatario.
Asimismo, rechazó la «desestabilización, venga de donde venga».
«Es momento de dar una solución rápida a las necesidades de nuestro pueblo postergadas por muchos años», concluyó sin mencionar el «golpe de Estado» que asegura que se ha iniciado en su contra, razón por la que llamó a la OEA.
El informe de la misión determina en sus hallazgos que «todos los actores entrevistados resaltaron la alta inestabilidad existente que dificulta gobernar y atender los asuntos más urgentes del país».
«El origen de esta situación se identifica en la combinación de diversos factores entre los que se señalaron, la alta fragmentación de las fuerzas políticas; los constantes cambios en la formación de gabinetes; el cuestionamiento al nombramiento de funcionarios por ser considerados no idóneos», se lee en el informe.
También menciona «la obstaculización del ejercicio del poder; contrapuestos pedidos de recortes de mandato y adelanto de elecciones; los pedidos de vacancia presidencial (tres presentados a la fecha), el uso de la figura de la cuestión de confianza; la disolución del Congreso de la República; las investigaciones abiertas contra el Presidente y otros integrantes del Poder Ejecutivo, y la ausencia de diálogo entre los principales actores políticos».
Además, que «entre los poderes del estado existen acusaciones y señalamientos de que el riesgo de gobernabilidad reside en el otro poder, y no en ellos mismos. Cada poder del Estado responsabiliza a los demás de provocar falta de gobernabilidad».
El grupo, recuerdan sus integrantes, «escuchó con preocupación expresiones como ‘en Perú hay pronóstico reservado’ y ‘la democracia peruana está en cuidados intensivos'».
La misión, que visitó durante tres días Perú, agrega en su informe que ha constatado la existencia de un «ambiente altamente polarizado» que, según la información que ha recabado, «se manifiesta entre poderes del estado, y en ciertas regiones del país».
Añade que «fue alertado por algunos entrevistados que ante posibles decisiones adoptadas por los poderes del Estado, podrían suceder hechos violentos por parte de grupos sociales» y que constató «acoso permanente y confrontación entre poderes», el «uso excesivo de herramientas de control político» y «cuestionamientos sobre el rol de la prensa y medios de comunicación».

Temas similares…

0 comentarios

Enviar un comentario

EnglishSpanish